Mostrando entradas con la etiqueta aceite de arroz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta aceite de arroz. Mostrar todas las entradas

martes, 29 de noviembre de 2016

Hidratante facial de aloe vera y resveratrol

Si de una cosa me he dado cuenta desde que "cremoteo" es de que las cremas me duran mucho más y lo achaco a que se necesita menos cantidad. Creo que al ser muy buenos ingredientes su eficacia es más alta y la piel lo agradece. Me hace gracia cuando escucho en anuncios de corporales cuya hidratación dura 24 horas.... Lo siento, pero con mis cremas estoy hidratada y nutrida durante mucho más tiempo, así claro, me iría mal el negocio.... Pero ya no renuncio a ellas.
Se me acabo la hidratante que me hice para el verano y tampoco quería una crema muy rebuscada ni con muchos ingredientes, no hace mucho frío ni tampoco estoy mucho a la intemperie por lo que he hecho una crema sencilla, ligera pero eficaz.
Los aceites son el de salvado de arroz y de aguacate, que me encantan para el rostro. El aceite de arroz es un potente antioxidante y antienvejecimiento por su riqueza en ácido oleico omega 9, vitamina E y ácido ferúlico. Los fitoesteroles calman y reparan la piel y es reconocido su poder de activación de la microcirculación por lo que ayuda a descongestionar los tejidos.
El aceite de aguacate tiene propiedades similares y además un alto poder regenerativo.
Quería un aditivo sencillo y eficaz y le añadí además de los hidrolatos de azahar y melisa, áloe vera, rico en vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas y aminoácidos que le dan unas propiedades excelentes para la piel. Que os voy a decir que no se haya dicho ya del áloe vera.
Y por si esto fuera poco le he añadido su porcentaje de resveratrol, un polifenol natural con gran poder antioxidante que previene la aparición de los signos de envejecimiento a la vez que calma la piel sensible e irritada. Hay estudios médicos que han demostrado su capacidad para estimular la producción de una proteína implicada en la formación de nuevos vasos sanguíneos por lo que es un aliado en procesos de curación.
Un toque aromático de madreselva y lirios del valle y ¡voilá! mi nueva hidratante facial.
Tiene un tacto muy ligero, se absorbe muy bien (me encanta la cera nº 3) y la piel queda fresca, elástica y nada grasa. 

Ingredientes: aceite de arroz y aguacate, agua de azahar y melisa, áloe vera, resveratrol, fragancia de madreselva y lirios del valle, cera nº 3, conservante.