Mostrando entradas con la etiqueta champú. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta champú. Mostrar todas las entradas

lunes, 5 de junio de 2017

Champú Sólido de Romero y Lavanda

Los champús sólidos me encantan y me gusta ir cambiando ingredientes y aromas. Este huele a campo campo, a lavanda y romero, dos clásicos. Además el romero es una de las plantas estrellas para el cuidado del cabello.
En este caso la lavanda va en el hidrolato y el aceite esencial. El romero en planta y también en aceite esencial.
Con aceite de mostaza, un aceite especial para el cabello, que estimula su crecimiento, lo nutre y le da brillo. Tensioactivos suaves con el cuero cabelludo como el SCI y SCS para una limpieza profunda y arcilla blanca o caolín que ayuda a eliminar el exceso de sebo y suciedad.
Junto al romero, amla, planta ayuvérdica con propiedades antioxidantes que protege, regenera y estimula el crecimiento del cabello. 
Como activos el pantenol o provitamina B5, que fortalece y embellece el cabello y calma las irritaciones del cuero cabelludo y las proteínas de arroz que además aporta volumen, hidrata y nutre.
Un champú sencillo, sin muchos ingredientes, pero sumamente eficaz en la limpieza y cuidado del cabello. Lo deja limpio y sedoso.



miércoles, 4 de noviembre de 2015

Champú Líquido de Amla y Pantenol

A los que potingueamos nos puede la curiosidad, así que no podemos menos que probar cosas nuevas. La verdad es que estoy encantada con los champús sólidos. Son prácticos y dejan mi pelo estupendamente, pero...no he podido menos que probar a hacer uno líquido con el tensioactivo de AZ Base Consistence, no da mucha espuma, es suave y espesa las fórmulas. Esa falta de espuma se compensa con el mousse de babassú, otro tensioactivo muy suave que además tiene un efecto acondicionar y antiestático.
Para enriquecerlo una infusión de amla, romero y ortiga, muy beneficiosas para el cabello y el cuero cabelludo. En este champú he probado por primera vez el pantenol o provitamina B5,  que se convierte en vitamina B5 (ácido pantoténico) cuya deficiencia provoca la pérdida de cabello. Fortalece y repara el cabello,  haciéndolo más fuerte y fácil de peinar. Además calma las irritaciones y picores del cuero cabelludo.
Con un  macerado de amla, fruto del emblica officinalis, originario de la India y utilizado por la medicina ayuvérdica para el cuidado del cabello y de la piel. Es un potente regenerador capilar que frena su caída y estimula su crecimiento y retrasa la aparición de canas.
El aroma se lo aporta el ylang-ylang, el aceite esencial del cabello por excelencia y el árbol de té, por si los piojos. Un poco de espirulina le da un tono verdoso muy bonito que apenas se aprecia en las fotos.



Una vez que lo he probado tengo que decir que me gustan mucho más los sólidos, este me apelmaza más el cabello y me dura menos limpio, quizá por mi tipo de pelo. Para uno más seco o muy seco seguro que le va genial.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Champú sólido antipiojos

Comienza el cole, el otoño...y llegan los mejores "amigos" de los niños, porque cuando los pilla uno...los pillan casi todos. Y mejor prevenir que rascar.
He sido de las afortunadas que hasta hoy no he tenido que pelear con los piojos. No se si sería suerte antes de usar los champús que hago, pero a raíz de hacerlos tampoco. Además tengo como prueba a amigas que los han usado con sus hijos, que si los habían pillado, y no han vuelto a tenerlos, así que algo tendrán que ver.
Además de ayudarnos a prevenir los "bichos", cuida el cabello de los pequeños y de toda la familia si hace falta.
Como su aspecto no es muy atractivo lo he "embellecido" con unas hojas otoñales.



Con aceite de argán, fortalecedor del cabello, aceite de coco, que nutre y suaviza el pelo y ayuda junto al aceite de neem a repeler los piojos.
Con hierbas ayuvérdicas: amla, shikakai, kapoor kachli y neem que fortalecen, suavizan y ayudan a mantener un pelo bonito y brillante.
Rhassoul y caolin para limpiar el cabello y el cuero cabelludo de forma natural.
Como tensioactivos el SCI y del SCS, derivados del aceite del coco, que son suaves con la piel y forman espuma suave y abundante.
Para hidratar, suavizar y dar brillo al cabello hidroqueratina y proteina de seda.
El aceite esencial de árbol de té, romero y lavanda, además de aroma ahuyentan a los "enemigos" y el ylang ylang el gran aliado del pelo ayuda a regular la grasa.

En definitiva, un champú para mantener el pelo sano, nutrido, brillante y limpio además de libre de "huéspedes" no deseados.



lunes, 22 de diciembre de 2014

Champú Sólido para Pelo Graso

Tener el pelo graso puede ser un problema, un gran problema para quien lo sufre. Lavar el pelo cada pocos días puede ser un fastidio, además de perjudicial para el cabello porque abusamos de tensioactivos fuertes y después esta el secador, que también lo daña. Además se puede acabar en un circulo vicioso: más lavado, más grasa... El cuero cabelludo se defiende y produce más grasa.
Este es un champú sólido con tensioactivos suaves y activos naturales que limpian, regulan la grasa y cuidan del cabello sin dañarlo.
Lo he hecho para un amiga y está encantada, desde el primer lavado ha aguantado la semana, solo se le notaba el pelo graso en  el flequillo, algo impensable antes que tenía que lavarlo cada dos días. Esperemos que siga así. Yo estoy encantada con los champús sólidos, me encanta como dejan el pelo, limpio. He notado que no se me cae como antes, cada vez que lavaba el pelo se taponaba el desagüe con una buena mata de pelo y era meter los dedos entre el pelo y siempre sacaba cabellos, cosa que ahora no. Hasta la peluquera me ha notado la cantidad de pelo nuevo y cortito que me está saliendo, aunque siempre he renovado el pelo, porque sino al ritmo que se me caía no tendría un pelo en la cabeza.


Ingredientes: a. jojoba y coco fraccionado, infusión de romero, salvia, ortiga y cáscara de naranja, SCI y SCS, arcilla verde, ortiga, shikakai, rhassoul, msm, hidroqueratina, aa.ee. de limón, bergamota, petitgrain y ciprés.


viernes, 7 de marzo de 2014

Champú Sólido

Lo prometido es deuda, así que aquí presento mi jabón sólido. Como culo veo, culo quiero y no voy a ser menos también quería mi champú sólido. La verdad es que no me ha defraudado en absoluto y nos gusta mucho. Como dice el peque, mamá quiero la piedra para lavarme la cabeza y creo que se va a quedar con ese nombre en casa, pues parecen piedras talladas.



Cuando ví el de Noe me acabé de convencer. Si es que la envidia es muy mala, jejejeje.
Me gusta mucho como deja el pelo, suelto y limpio, creo que ya he desintoxicado del todo mi pelo de los champús comerciales y este va a ser el definitivo.

Lo hice con dos aceites que me parecen estupendos para el pelo: el aceite de argán y oleato de cola de caballo en aceite de ricino.
Y las hierbas con bastante variedad: amla, shikakai, bhrigaraj, kapoor kachli, romero... Además de rhassoul, hidroqueratina y proteina de arroz. El tensioactivo es SCI, derivado del coco, bien tolerado por la piel, que proporciona una espuma rica y cremosa.
Según vaya haciendo más iré combinando diferentes ingredientes, ya tengo en mente otros dos, pero primero tendré que gastar este, que aunque se usa cunde un montón.



lunes, 3 de marzo de 2014

Mascarilla Champú de Rhassoul

Lo de lavarse el pelo con barro puede sonar bastante mal, así a voz de pronto, pero puedo asegurar que no es ninguna idea descabellada. Doy fe de ello.
Una vez que te metes en este mundo, que buscas alternativas más naturales para cuidar tu piel y tu pelo, descubres que con poco se logra mucho y la mayoría de las ocasiones mejor. 
Nos venden los champús, acondicionadores, geles, aceites (que en ocasiones lo que menos tienen es aceite), nos crean unas necesidades que  opino que no son necesarias. Nunca he sido de utilizar excesivos productos para el pelo, champú y punto, mi pelo tiene tendencia a ser graso y los acondicionadores me lo apelmazaban y engrasaban más, así que nos los utilizaba, pero había entrado en una dinámica que si me fiaba tenía que lavar el pelo día si, día no y no estaba dispuesta, me parece una barbaridad además de una incomodidad tener que estar pendiente del pelo casi a diario.
Pero descubrí este maravilloso mundo y ahora mi pelo está más brillante, más limpio y durante más tiempo. Hay semanas que solo lo he lavado una vez, y si es verdad los último 2 días está más fino y con algo de grasa, pero lo recojo y listo. He visto pelos más engrasados y sucios con gominas y demás historias que despistan recogidos.
Además del champú líquido que me hacía, decidí probar el rhassoul como mascarilla y ¡chapo! me encanta el resultado, aunque un pelín engorroso por el largo del pelo, pero merece la pena, el pelo queda limpio, sedoso, con cuerpo y volumen.


El Rhassoul es una arcilla mineral cuyo origen es Marruecos, se encuentra únicamente en los alrededores del Atlas. Las mujeres orientales lo utilizan para el cuidado corporal y del pelo desde la antigüedad. No contiene tensioactivos y limpia según un proceso físico. Al mezclarlo con agua el polvo se hincha y se transforma en una masa suave que tiene propiedades absorbentes y desengrasantes que arrastra las impurezas y la grasa.
Al contrario que los tensioactivos y detergentes no destruye la capa lipoprotectorea de la piel o el cabello, por lo que no daña la protección natural ni irrita las glándulas sebaceas, lo  que lo hace útil en pieles sensibles o alérgicas. 
Lo utilizo mezclado con otras hierbas: ortiga, peonia y ayuvérdicas: amla y kapoor kachli, shikakai, bhringaraj, además de avena y arcilla blanca. Es cuestión de ir combinando y alternando.
Con esta combinación y agua  masajeo el cuero cabelludo, lo dejo entre 10 y 20 minutos, aclaro y listo, el pelo limpio, con volumen y brillante.
Si tuviese problemas de sequedad en las puntas o pelo rizado que se resecase más, un poco de aceite de jojoba y argán en las puntas y listo.


Lo siguiente será el champú sólido, que ya lo he hecho y me ha encantado, pero eso será para la próxima entrada.


jueves, 9 de mayo de 2013

Champú


Ya que me hago mis jabones y demás potingues, también me decidí con el champú. Más que para mí lo quería para mi hijo. Como ya he dicho en otras ocasiones, ver la lista de ingredientes de champús y otros cosméticos me pone los pelos como escarpias.
Le gusta el pelo largo, el problema es lo mucho que suda, que parece un pollín después de una tormenta, pero durante el invierno hasta la primavera que empieza a hacer calor, puede llevarlo más largo, además su pelo no da problemas: caspa, eccema, irritaciones…., quería algo sencillo, lavar y listo. No he probado a hacer champú sólido, creo que encontrar uno que de buen resultado es complicado, además tenía idea de usarlo yo también y al tener el pelo teñido, un problema más, la sosa y el tinte no se llevan bien. Y tampoco tenía muchas ganas de experimentos. Encontré una fórmula,  gracias Marisa (de mendrulandia), sencilla y la verdad que eficaz, estoy encantada con ella. Deja el pelo limpio, con brillo y suave. Al niño que ha tenido el pelo largo no se enreda y no tengo problemas al peinárselo. Mi pelo tiende a graso y tenía que lavarme el pelo muy a menudo, cosa que no me gusta, porque entre más lo lavas, más se ensucia, ahora me aguanta más tiempo limpio.  También lo ha probado mi madre y no se ha quejado, al contrario,  dice que nota hasta más volumen y que domina mejor el pelo.

Es un champú líquido, con avena, caléndula, salvia, romero, aa.ee. de lavanda, árbol de té y romero. Y puede admitir más variantes, este otoño cuando sea tiempo de nueces pienso probar una variedad con sus pericarpios (la  corteza verde que rodea a las nueces) ya que mi pelo es negro y le ayudará con el color.

La avena por sus propiedades emolientes, suavizantes, calmantes y además absorbe la suciedad y los residuos celulares. Regula el ph de la piel. Además de las abundantes sales minerales y oliegoelementos que contiene como el fósforo, cinz, manganeso, hierro, cobre, selenio, sílice…, además de vitaminas como la E, A y del grupo B y grasas como el ácido linoleico, oleico, palmítico y esteárico.
La caléndula, bendita flor, calma las irritaciones de la piel, es cicatrizante, con propiedades antibacterianas y antiviricas, astringente y antiséptica.


La salvia también tiene múltiples propiedades, ya en la antigüedad se utilizaba para la  curación y cicatrización de las heridas. Es rica en antioxidantes, antiséptica, relajante, ayuda a evitar la caspa y aporta vigor y brillo al pelo. Un efecto curioso de la salvia es que disminuye los niveles de sudoración y por tanto el mal olor corporal, con un consumo regular.


El romero es un aliado ideal del cabello, fortalece su crecimiento ya que estimula la circulación sanguínea, también es antifúngicida, antiséptico, antiinflamatorio y alivia las irritaciones cutáneas, así como un potente antioxidante.


La tegobetaína (Cocamidopropil betaína) es un detergente anfotérico que posee propiedades espumantes y limpiadoras y es bien tolerado por la piel. Se obtiene a partir de ácidos grasos de coco (aceite de coco).
El aceite esencial de árbol de té es un gran aliado para evitar los piojos, que no está de más prevenir donde hay niños, que junto con el de lavanda y romero le dan un aroma a limpio y a campo que me encanta.

Como mi pelo es teñido y para aportar suavidad sin utilizar ninguna sustancia química ni ceras que me da la sensación que vuelve a mancharte el pelo, lo aclaro con vinagre de manzana, elimina la sensación de reseco, desenreda y aporta suavidad y brillo. Otra opción es añadirle aceite de jojoba, que acondicionará mejor el pelo, pero la verdad es que hasta ahora no lo he probado, pero todo se andará.


 Ingredientes: tegobetaína, agua, caléndula, avena, salvia, romero, aa.ee. de lavanda, romero y árbol de té, goma guar.