Mostrando entradas con la etiqueta crema. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta crema. Mostrar todas las entradas

viernes, 23 de diciembre de 2016

Pétalos de Rosa

Para completar el año una crema nueva, que con tanta fiesta, trasnoche y demás festejos, algún mimo habrá que darle al rostro.
Es una hidratante, esa es su función primordíal porque es para una piel mixta que enseguida se reseca y queda tirante.
Al ser  una piel mixta los aceites no deben ser muy grasos, en este caso la he formulado con aceite de jojoba que regula la secreción sebácea, aceite de arroz un poderoso antioxidante que estimula la microcirculación y es descongestionante, con un tacto seco y muy suave.
La complemente con aceite de albaricoque, un poco más grasa pero excelente regenerante y que protege la piel de la deshidratación, que este caso es necesario para que no note esa tirantez.


El agua de rosas, un hidrolato que me encanta, es astringente y tonificante, refresca y calma las lesiones y problemas cutáneos.
Como complementos hidratantes, áloe vera, extracto de pétalos de rosa y Fucocert, compuesto por azúcares (L-fucosa, D-galactosa y ácido galacturónico) que se encuentran naturalmente en la piel, que hidrata y suaviza y en pieles sensibles actúa como calmante. 


lunes, 16 de mayo de 2016

A vueltas con la Crema Anticicatrices

 Ya hace dos años, como se pasa el tiempo!!!! que hice por primera vez la crema reparadora y anticicatrices para el peque. En aquella ocasión dije que ya os contaría como nos fue y después no volví a ello. Ahora sí, después de probarla yo misma y alguna que otra persona más, después de un accidente doméstico serio aunque no grave, tengo que decir que es fabulosa cicatrizando y ayudando a la piel a regenerarse.


Hace 2 semanas comencé con un "granito" en la nariz que resultó ser un herpes, como no tenía a mano mi labial antiherpes (entre otra cosa porque hacía mucho que no lo necesitaba) entre que llegue a casa y me lo dí pues la cosa fue creciendo un poco más. Con el labial conseguí que no se extendiese ni me molestase más, aunque se me formó una pequeña herida resto del herpes.
Hace unos años, antes de potinguear, llegue a tener la nariz como un pimiento morrón con costras del herpes (que se extendió a lo grande) y heridas que tarde bastante en curar (no hacían más que levantarse y vuelta a empezar)  y la mancha roja de la cicatriz tardó meses en quitarse.
Pues bien en menos de una semana ha cicatrizado perfectamente, apenas ha habido costras y la mancha de la cicatriz se está difuminando perfectamente, además sin dolores, picores, pieles sueltas ni demás engorros...
El otro caso que le fue genial fue el padre de una amiga que se quemó la cara y después de las curas en el médico me pidió esta crema, le fue estupendamente y en unos meses no se le notaba la rojez que queda y con ayuda de protección solar ni una mancha....
Ahh!!! al peque tampoco le quedo marca,  aunque la lucha para que se la diese fue agotadora.


lunes, 14 de septiembre de 2015

Crema Cuidado Suave de Malva

Todavía está el campo llena de ellas. Es un flor que alegra los campos con su tono violáceo y ha sido utilizada tradicionalmente como antiinfeccioso y para el cuidado de pieles sensibles, irritadas y con problemas, picaduras de insectos y para el cuidado de los ojos.
Con un alto porcentaje de mucílagos proporciona hidratación y suavidad a la piel. También contiene flavonoides, antocianinas y taninos que son anti-radicales libres y ayudan a la microcirculación.
Tiene un gran poder calmante de las pieles sensibles y delicadas lo que la hace ideal para el cuidado de la piel de los bebés y niños, así como en pieles agrietadas y con heridas leves.
Así que partiendo de la base de la malva he creado esta crema para tratar la piel seca y sensible, ideal para la piel de los peques y que se puede aplicar también en el rostro.


Calma, nutre y restaura la piel y en este caso apenas sin aroma, solamente le he añadido un poco de musk.
Contiene manteca de karité, ideal para la piel seca y deshidratada, aceite de germen de trigo, emoliente y protectora y con propiedades antioxidantes y un oleato de caléndula y manzanilla en aceite de oliva, que me encanta, ya he comentado que la caléndula  para mí es oro puro para la piel.
También contiene caléndula y manzanilla la fase acuosa que contiene.
Y por supuesto extracto de malva con todas sus propiedades.
Se puede prescindir del aroma si es para bebés o la piel está muy irritada.
Una crema suave, que penetra muy bien, sin sensación grasa y que deja la piel suave e hidratada.

Ingredientes: manteca de karité, germen de trigo, oleato de caléndula y manzanilla en aceite de oliva, infusión de manzanilla, cera nª 3, conservante y aroma si se desea.

sábado, 11 de julio de 2015

Crema de Karité y Zanahoria

Aprovechando el oleato de zanahoria en aceite de oliva que había hecho, lo he combinado con la manteca de karité y cacao y ¡voila! una crema estupenda que me recuerda a la manteca de karité batida. Es una crema contundente, espesa, cremosa y la tengo en el frigo, así que cuando me la doy está fresquita, se absorbe muy bien y la piel queda fantástica.


Otros ingredientes son el aloe vera, escualeno y vitamina E, además de infusión de caléndula y manzanilla. Con esta crema me estrene con los emulsionantes VE y MF y no me han defraudado. Un aroma a incienso, jazmín y vainilla....



No soy muy amiga de ponerme al sol, pero es una estupenda crema para después del sol por las propiedades regenerativas y calmantes de sus ingredientes como el karité, el  aloe vera o la caléndula y la manzanilla.


Ingredientes: manteca de karité, manteca de cacao, oleato de zanahoria, infusión caléndula y manzanilla, aloe vera, emulsionantes, escualeno, vitamina E, aromas y conservante.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Crema Corporal de Coco

Para mimar la piel, que ya lo pide de cara al buen tiempo. Además tiene un aroma muy veraniego, coco, sándalo y vainilla. Un aroma que nos traslada a la playita, cocoteros y tumbona en arena blanca y lugares remotos y paradisíacos, No me pude resistir.


Con manteca de karité y aceite de almendras que nutren en profundidad y le aportan elasticidad. Agua de rosas y una infusión de avena y manzanilla para calmar la piel.
Normalmente en las corporales suelo añadir urea, me gusta porque hidrata y suaviza la piel por su efecto queratolítico y exfoliante suave, la piel la tolera muy bien y no suele dar problemas.




viernes, 27 de febrero de 2015

Crema Matificante de Arroz y Romero

Uno de los problemas que tienen las pieles grasas y las mixtas son los brillos y tener la piel "pringosilla" como me comento la amiga que me sugirió esta crema. Quería una crema que no le dejase la piel brillante, pero que tampoco resecase. Tiene la piel grasa con alguna cicatriz de las lesiones del acné y no acababa de encontrar una crema que le gustase. Parece ser que con esta lo ha logrado. Todo un orgullo para mí.... Así que me puse a cavilar, a ver que se podía hacer.
Tiene un porcentaje pequeño de aceites, el suficiente para que nutran sin engrasar la piel, son el aceite de salvado de arroz, de tacto seco, con múltiples propiedades: calmente, activador de la microcirculación, antioxidante... Y también aceite de nigella o comino negro, antiinflamatorio, curativo, antiinfeccioso y regenerante. Ambos beneficiosos para l piel grasa.
Agua de cistus o jara, reparador y calmane, junto con una infusión de romero, caléndula, salvia y ortiga
Como aditivo he combinado varios:
MSM, un activo sintetizado de fuentes vegetales 100% que ayuda a controlar el acné y manchas, facilita la cicatrización y la lucha contra el envejecimiento de la piel.
Alantolina, activo que se encuentra en la raíz de la consuelda, hidrata, calma, y repara la piel estimulando su renovación.
Almidón de maíz, que también podría ser arruruz, ayuda a matizar y absorber el exceso de sebo que se acumula en la superficie de la piel.
Ácido hialurónico que ayuda a mantener la hidratación de la piel, manteniéndola tonificada y favoreciendo la producción de colágeno y elastina naturales.
Y ese es uno de los grandes errores en muchas ocasiones a la hora de cuidar una piel grasa, que nos olvidamos de hidratarla y utilizamos productos que la deshidratan y tenemos el efecto contrario, una piel desvitalizada, irritada y que produce más grasa.


Como aromas utilice el a.e. de romero que además es bactericida y antiséptico y vainilla, como contrapunto al agua de jara que tiene un olor fuerte.
Es una crema fluida, ligera que se extiende muy bien.


jueves, 29 de enero de 2015

Aftershave y antiacné

Uno de los mayores problemas que tienen las pieles jóvenes, adolescentes y no tan jóvenes (algunos vuelven a pasar la pubertad a edad madurita) es el acné o esos granitos que de vez en cuando se instalan en el rostro y no hay manera, saltan de un lado a otro dejándote la cara llena de marcas (la mayoría de las veces no aguantas sin tocarte) y de muy mal humor.... Si a eso añades el afeitado ni te cuento lo que sufre la piel. 
Para esos "problemillas" he hecho esta crema.

 Con aceite de jojoba, arroz y neem, que son emolientes, calmantes y además  la de neem es antibacteriano y fungicida. Agua de jara o cistus que calma y ayuda a las pieles con acné. Una infusión de caléndula, menta y neem.
Como activos: alantolina, para calmar las irritaciones, extracto HG de fresas que se ha utilizado tradicionalmente contra el acné y las manchas, MSM que ayuda a las pieles con acné y problemas, aloe vera que es calmante,  hidratante, estimula y repara la piel. Tintura de benjuí, aceite esencial de árbol de té, antisépticos naturales y extracto de mirra, astringente y desinfectante.
Es una crema ligera que se absorbe fácilmente y deja la piel fresca y suave. El olor es un poco peculiar, ya que tanto el neem como el cistus tienen un aroma fuerte.

sábado, 24 de enero de 2015

Crema de Rosas

Una crema sencilla donde las haya y además estupenda. Para todo tipo de pieles, incluidas las irritadas y sensibles, es ideal para los niños, y se puede utilizar desde la cara hasta el culete (aunque suene muy mal) porque se podría utilizar como crema del cambio del pañal en los más peques.


Con aceite de almendras, emoliente, nutritiva, suavizante, tonificante y calmante. Es muy eficaz en irritaciones, quemaduras, grietas y eczemas.
En este caso también le he añadido aceite de nuez que tiene un alto contenido graso que nutre  y evita la deshidratación de la piel. Tiene un alto porcentaje de vitamina E o tocoferol lo que le confiere propiedades antioxidantes y antienvejecimiento. La precaución que hay que tener es comprobar que no lo va a utilizar una persona alérgica a los frutos secos, pues podría reaccionar a este aceite.

Estupenda para proteger el rostro de los peques en estos días de frío y viento, queda una crema consistente pero que se extiende y absorbe muy bien (los peques tienen poca paciencia a la hora de darse las cremas y menos en la cara)
Como la niña que va a utilizarla ya tiene 6 años le añadí fragancia de rosas pues es el agua que lleva y le queda una aroma muy suave.


Ingredientes: aceites de almendras y nuez, agua de rosas, cera lanette, alcohol cetílico, sharomix y fragancia de rosas


martes, 6 de enero de 2015

Crema de Noche Antimanchas

Con el Año Nuevo llegan los buenos propósitos y deseos. El mío era después del verano pero entre unas cosas y otras lo fui posponiendo, total que me he dicho de ahora no pasa. Mi propósito era hacerme un crema para las manchas de la piel. Soy propensa a ellas, durante el embarazo tuve la cara que parecía un mapa, el "paño" se cebó en mi rostro con ganas. Desde que me cuido un poco más, he logrado que no aparezcan.  Este año tocó playa y con ella sol. A pesar de la protección total (no hay nada total a menos que no te pongas al sol), la sombrilla, el sombrero, alguna manchilla apareció aunque con el tiempo desapareció. Así decidí hacer la crema, pero como ando tan liada un día por otro.... la crema sin hacer. Ahora me he plantado y aquí está.


Es una crema de noche, entre otras razones porque contiene ingredientes fotosensibilizantes (agua de limón y rosa mosqueta) que si se utilizaran en una crema de día obtendríamos el resultado contrario, la aparición de manchas. Además así "trabaja" mientras la piel descansa y se regenera.
A esa regeneración ayuda el aceite de rosa mosqueta, gracias a sus ácidos grasos, como el linoleico, el oleico y el araquidónico que son vitales en la formación de la membrana de las células, los mecanismos de defensa y el crecimiento de la piel. Además aclara y reduce las manchas de la piel, tanto las que aparecen con el sol como con la edad.
También le he añadido un macerado de plantas: lavanda, capuchina, escaramujo, caléndula, rosas... en aceite de sésamo, un aceite que me gusta mucho, es muy rico en vitaminas y minerales, revitaliza la piel y evita la flacidez, se utiliza desde la antigüedad en la medicina ayuvérdica.
Como activo extrato de Boerhavia diffusa, una planta originaria del Himalaya cuyo nombre en sánscrito (punarnava) ya dice bastante "que regenera y rejuvenece el cuerpo". Entre otras propiedades es un estupendo regulador de la sintesis de la melanina.
Está enriquecida con colágeno y vitamina E, para un tratamiento completo de noche.
Tiene un tacto suave y la piel queda estupendamente, por la mañana el rostro está suave y luminoso. 


Ingredientes: aceite de rosa mosqueta, macerado en aceite de sésamo, agua de limón y lavanda, cera nº 3, extracto de Boerhavia diffusa, colágeno, vitamina E y conservante.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Crema anticelulítica

Una amiga me ha pedido que le haga una crema anticelulítica. En principio era un aceite que había visto, pero creo que es más completa una crema. Como me gustan los retos, pues me tiré a la piscina de cabeza y después de indagar ¡voilá! Aquí está la crema. 


Con varias aceites con propiedades reestructurantes y regenerantes: aguacate, rosa mosqueta y macadamia que además estimula la microcirculación al igual que la de pepita de uva. 
Como activos: 
Extracto de algas marinas que inhiben el almacenamiento de grasas, promueven la reestructuración y el fortalecimiento de la dermis, reduciendo la apariencia de "piel de naranja". 
Extracto de centella asiática, un poderoso antioxidante con capacidad de aumentar la síntesis del colágeno lo que nos ayuda a mantener una piel firme y lisa. 
Cafeína que facilita la disolución de los depósitos de grasa bajo la piel. 
Además los aceites esenciales que he elegido tienen propiedades beneficiosas para el problema de la celulitis: ciprés, romero, limón e hinojo.
Y una infusión fuerte de caléndula, para cuidar la piel  y ginko bilobacon múltiples características: anti-inflamatorio, tónico circulatorio que activa la microcirculación de la piel y facilita el drenaje de los tejidos.



Así que espero que cuando la pruebe le guste, que digo yo que no hará milagros (a ella ni falta que le hacer, que está estupenda) pero seguro que le deja la piel fantástica.


martes, 21 de octubre de 2014

Corporal de Nuez y Plátano

Para cuidar la piel ahora que con el otoño empezamos a esconderla debajo de la ropa de abrigo y no por eso tenemos que descuidarla.
Para aportarla nutrición e hidratación he optado por las mantecas de cacao y karité que además le dan consistencia a la crema. También lleva aceite de nuez, que la  probé por casualidad y me encanta. Tiene gran cantidad de vitamina E y el omega 3 que contiene ayuda a desinflamar irritaciones  de los problemas de la piel como los eccemas.
Le ha quedado una textura suave, consistente, se extiende estupendamente y deja la piel fantástica. A las corporales me gusta añadirles urea, ayuda a hidratar la piel y evita la hiperqueratosis, los molestos granitos y el vello que se enquista, además de ser estupenda para los talones.
Siempre me gusta enriquecer el agua de las cremas con hidrolatos e infusiones, en este caso de tila, manzanilla, caléndula y té verde.
Le quedo un tono que acompaña al aroma a plátano, dan ganas de meter el dedo y comérsela.







viernes, 10 de octubre de 2014

A criar malvas

Y no me malinterpretéis que no voy por el lado "oscuro" de la expresión, todo lo contrario, deberíamos apreciar más a esta sencilla planta.
Desde antiguo se ha utilizado para los problemas respiratorios, por sus propiedades emolientes y béquicas. También se ha utilizado para el aparato digestivo. Y como tratamiento para los ojos.
Pero a nosotros nos interesa sus propiedades beneficiosas para la piel: es emoliente lo que beneficia a las pieles con eccema, granos, llagas y dermatitis. Además antiinflamatoria y ayuda a aliviar las picaduras de insectos e irritaciones.

Así que esta crema he querido aprovechar sus propiedades emolientes y calmantes. Ha quedado una crema con cuerpo, ideal para el otoño, que deja la piel suave y nutrida. Se extiende muy bien y penetra fácilmente.


A las propiedades de la malva le he añadido las de el ácido hialurónico, un potente rehidratante de la piel que ayuda a mantenerla flexible, hidratada y luminosa. Y también la coenzima Q10 un poderoso aliado para luchar contra los radicales libres que envejecen nuestra piel.
Completada con agua de rosas, aceite de arroz, argán y un macerado múltiple en aceite de sésamo: lavanda, rosas, escaramujos, centella asiática, caléndula, manzanilla... Todo ello con un ligero aroma a frangipani que me encanta.
Todo ello para cuidar la piel del rostro este otoño....



miércoles, 17 de septiembre de 2014

Aftersun

Ya se, ya se... Llego un poco tarde con el aftersun. Pero ya lo dice el refrán, más vale tarde que nunca. Ya se ha acabado el veranito, la playa, los paseos por la montaña.... Pero lo hice antes de irme a la playa y que mejor oportunidad de probarlo.
No soy de las que en cuanto sale un rayo de sol lo quiere acaparar todo. Prefiero la sombra. Hace unos cuantos años que no tomaba el sol y mi piel es muy blanca, aunque luego se broncea muy bien y sin problemas, es más, como utilice una protección alta sigo blanca como la cal.
Este año nos fuimos a la playa y quería proteger mi piel y la de los míos, de ahí surgió la idea de esta crema... Y tengo que decir que el resultado me ha gustado. 


La hice con una textura ligera para que penetrase bien en la piel sin tener que  masajear mucho en caso de irritación y el aceite esencial de menta le da el punto de frescor.
El olor no me convencía mucho al principio, pero tampoco quería prescindir de los aceites  esenciales que lleva.
Su función principal, proteger la piel, lo ha hecho estupendamente. El costillo se pone colorado como un cangrejo (no hay manera de meterle en la cabeza que tiene que ponerse más protección) y le alivió mucho además de evitar que se pelase, cosa que le ocurría casi siempre que tomaba el sol.
Deja la piel suave, nutrida e hidratada. Objetivo conseguido.
Con aceites de:
Macadamia, emoliente, nutritiva, anti-deshidratación, calmante, suaviza y protege la piel y estimula la microcirculación.
Aguacate, regenerante, actúa contra el envejecimiento cutáneo, protege contra las agresiones como el sol o el viento y restaura la elasticidad de la piel.
Oleato de oliva y caléndula, una combinación que me encanta con propiedades calmantes, nutritivas y regenerantes. 
Infusión de caléndula, manzanilla, avena y centella asiática. Todas ellas ayudan a calmar y regenerar la piel, sobre todo la centella asiática que tiene una gran capacidad de reparación de la piel. 
Como aditivos, aquellos que calmen, regeneren y ayuden a la hidratación de la piel después de la exposición al sol: aloe vera, bisabolol, alantolina, colágeno y extracto de tezpecohuite.
La tintura de benjuí y los aceites esenciales de menta y lavanda le dan el aroma y un punto de reparación y frescura.
Como emulsionantes lecitina de soja y goma guar.


El extracto de tezpecohuite y la infusión le dieron ese tono chocolate. Se extiende muy bien y aunque en un principio parece que la piel queda húmeda y no penetra enseguida la absorbe, con una sensación de alivio, suavidad e hidratación que perdura.




miércoles, 2 de julio de 2014

Tarta de fresa

Si la crema anterior es para cuidar el cuerpo "serrano" este verano, esta es para cuidar el rostro.
Una crema ligera que da una ligera protección solar al rostro. Para usar a diario como crema de día. Con aceite de macadamia, emoliente, nutritiva que evita la deshidratación. Es muy penetrante y no crea pelicula, además estimula la microcirculación local y es calmante. También proporciona una ligera protección contra la radiación UV. El aceite de coco fraccionado es también muy penetrante y mejora la penetración y disolución de los activos, en este caso el óxido de zinc.



Como activos contiene un extracto HG de fresas que hice. Tradicionalmente las fresas se han utilizado contra el acné y para eliminar las manchas del sol, gracias a sus propiedades bactericidas y vulnerarias. Además contienen múltiples vitaminas y minerales y ácidos, entre ellos el ácido salicílico.
La coenzima Q10 es un potente antioxidante con todo lo que eso conlleva: protege de los radicales libres evitando el envejecimiento y la formación de arrugas restaurando la barreta lipídica de la piel ayudando a las células a su buen funcionamiento.
También contiene óxido de zinc que además de se antibacterial y fungicida forma una película que protege de los rayos UV.
Con agua de rosas y aloe vera, que calman y protegen la piel.
Y como aroma una fragancia que le va que ni pintada: tarta charlota con fresas. Vamos que dan ganar de meter el dedito y chupar con lo bien que huele.
Ha quedado ligera, absorbe divinamente y deja la piel suave. No es que la haya hecho yo, pero me encanta. Que la que no me gusta, no me gusta y también lo digo... o no..jeejeje. Esa queda descartada o se cambia la fórmula hasta dar con la apropiada, que soy muy necia... La verdad es que no he tenido problemas ni grandes desilusiones.


Ingredientes: aceite de macadamia y coco fraccionado, agua de rosas, aloe vera, HG de fresas, coenzima Q10,  cera olivem 1000, fragancia charlota con fresas y sharomix



domingo, 29 de junio de 2014

Crema Corporal de Hibisco y Nuez


Ya le tenía yo ganas a esta crema. La formulé hace tiempo y no había podido hacerla. Ha quedado con un precioso color, una textura suave, untuosa y un aroma que me encanta....
No lleva muchos ingredientes, a veces menos es más.
La manteca de karité es emoliente que protege de la radiación solar y la intemperie, proporciona una textura suave y aterciopelada a la piel. Además ayuda a la cicatrización de irritaciones superficiales, quemaduras leves y cortes. Calma las pieles irritadas y con ezcema..El aceite de nuez tiene un elevado contenido en vitamina E, por lo que tiene propiedades nutritivas, antioxidantes y antienvejecimiento. También protege de los rayos solares y alivia las quemaduras solares. Es rico en minerales y ácidos grasos poliinsaturados que poseen propiedades antiinflamatoria. Es ideal para  pieles secas y escamosas, calma las pieles irritadas con dermatitis y psoriasis. 


Con infusión de caléndula, manzanilla e hibisco, que le proporciona el color además de ser también calmantes, hidratantes y antioxidantes. Le he añadido urea que hidrata y ayuda con la hiperqueratosis, lo que le proporciona a la piel una textura suave y aterciopelada. 
El aroma delicado se lo proporciona la fragancia de madreselva, azahar, vainilla y a.e. de citronela.
Supongo que el color con el tiempo se vuelva más marrón...es lo que tiene utilizar un colorante natural.
PD: Tengo que decir que después del tiempo no cogió color marrón, siguió con ese estupendo tono rosado.


Ingredientes: manteca de karité, aceite de nuez, infusión de caléndula, manzanilla e hibisco, cera lanette, urea, alcohol cetílico, fragancias de madreselva, azahar y vainilla, a.e. citronella, sharomix