Mostrando entradas con la etiqueta jojoba. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta jojoba. Mostrar todas las entradas

miércoles, 18 de febrero de 2015

Crema Facial Hombre

Que también tienen que cuidar la piel, que no hace falta convertirse en un metrosexual, obseso... pero un poco de cremita no hace mal a nadie y después están encantados con su uso. Y además una piel cuidada, nutrida e hidratada da menos problemas a la hora del afeitado, el vello de la barba se enquista menos.
Con aceite de jojoba, me encanta para el rostro, regula la secreción de sebo, protege de la deshidratación y las agresiones externas, emoliente, calmante, importante para la s pieles agredidas con el afeitado y un poderoso aliado para luchar contra el envejecimiento.
También tiene aceite de germen de trigo que además de emoliente, nutritiva y regenerante, favorece la eliminación de células muertas y tiene propiedades antoxidantes.
Con agua de azahar e infusión de menta, que refrescan y calman la piel. Como aditivo antienvejecimiento la coenzima Q10 que protege contra los radicales libres, reduce la profundidad de las arrugas y restaura la barrera lípidica de la piel evitando la deshidratación y nutriendo la piel.
A todo esto añadimos aceites esenciales de cedro, ciprés y sándalo, aliados de la piel que le dan un toque aromático.
Lo dicho, chicos, no hay disculpas para no cuidarse....



lunes, 30 de septiembre de 2013

Las Tres Joyas de la Corona

No sabía si titular así esta entrada o Las Tres Marías... En este pequeño tarro de cristal están concentradas las tres joyas de los aceites: jojoba, argán y rosa mosqueta. Una bomba de nutrición e hidratación para la piel. De sobra son conocidas las propiedades de cada una de ellas, pero no está de más recordarlas:
Jojoba: No es un aceite como tal, sino una cera, su composición es muy similar a la del sebo humano por lo tanto es muy tolerada por nuestra piel y el cabello, regulando la producción de grasa. Es de tacto seco y no deja película grasa. Nos ayuda a mantener la hidratación a nivel celular y nutre en profundidad. Tiene propiedades calmantes y curativas,  adecuada para pieles sensibles incluidas las de los niños e incluso bebés.
Sus ácidos grasos moninsaturados y satuados, junto con otros principios activos ayudan a la regeneración y elasticidad de la piel.
Y es un aceite estupendo para el cuidado del cabello, regulando la secreción de grasa, nutriéndolo y aportándole brillo y vigor.
Argán: Un aceite que se ha puesto de moda, aunque el pueblo bereber del Atlas lo conoce y utiliza  desde antiguo. Contiene gran cantidad de principios activos: tocoferoles, compuestos fenólicos, alcoholes triterpénicos, esteroles, carotenoides y triglicéridos, en este caso beneficiosos por sus propiedades calmantes y suavizantes. Es un potente antioxidante y antienvejecimiento. También tiene propiedades reafirmantes devolviendo a la piel elasticidad.
Es nutritivo, calmante y curativo, eficaz en la piel dañada: grietas, quemaduras, cicatrices (acné y varicela).
Rosa Mosqueta: Otra joya con importantes componentes  que le aportan propiedades regenerantes, lo que ayuda a la piel a restaurarse en cicatrices, queloides, marcas, arrugas... Es imprescindible en el cuidado de las pieles maduras, evitando la aparición de manchas.
Esto es una pequeña muestra de las grandes propiedad de estos aceites.
Así me decidí a hacer esta crema. Una potente crema nutritiva e hidratante que no ha quedado nada pesada, se extiende muy bien, la piel queda aterciopelada, aún más después de utilizar un exfoliante suave, y el aroma...ummmm delicado y estupendo. Además la he enriquecido con ácido hialurónico, con un alto poder de hidratación y retención del agua en la dermis, lo que mejora el aspecto de la piel.
Estoy muy contenta con el resultado y mi piel creo que más. Después de tener que utilizar durante todo el verano una de protección total comercial, que no me mola nada, tenía ganas de comenzar con mis cremas. Podría ser una crema de noche pero por su textura suave y nada grasa se puede utilizar como crema de día.


jueves, 29 de agosto de 2013

Aceite Sérum Contorno de Ojos


La parte más delicada del rostro es el contorno de los ojos, donde primero nos salen las arrugas que no siempre delatan la edad, porque salen antes de lo deseado y es que la genética, la salud y tipo de piel, los hábitos.... todo ello en conjunto influye y mucho en su formación.
Pero la Naturaleza, sabia y generosa pone a nuestro alcance sus ricos frutos para ayudarnos, sino a borrarlas y que desaparezcan, al menos a paliarlas, retrasar su aparición y nutrir nuestra piel.
Además de ser una zona sensible es por desgracia también la más olvidada...

Además del contorno de ojos se puede utilizar en todo el rostro, en especial las zonas más propensas a las arrugas: contorno de la boca, entrecejo (que fruncimos más de lo que nos gustaría), e incluso el cuello.
 Con los mejores aceites para el cuidado de nuestra piel:
Aceite de jojoba: un potente antioxidante muy rico en vitamina E y F, regula la secreción de grasa en la piel, nutre e hidrata la piel proporcionándole suavidad y evitando enrojecimiento e irritaciones. 
Aceite de rosa mosqueta: ayuda a regenerar los tejidos dañados, retrasa el envejecimiento prematuro, previene arrugas y suaviza las líneas de expresión,  recupera las pieles afectadas por quemaduras y aclara las manchas oscuras que  aparecen con la edad y por exposición al sol.
Aceite de argán: últimamente está muy de moda y con razón, tiene la más alta concentración de ácidos grasos esenciales que tienen un papel importante para atenuar cicatrices, arrugas y aportan a la piel tersura y suavidad. Es también un potente antioxidante y protege la piel de la sequedad.
Aceite de oliva: que no por tenerla tan a mano debemos olvidar, en este caso a su beneficiosas propiedades unimos la caléndula, un gran aliado de nuestra piel, un antiséptico y bactericida natural, además de antiinflamatorio y muy beneficiosa en las afecciones de la piel.
A todo esto añadirles las propiedades de los aceites esenciales, que están para algo más que dar aroma: geranio, lavanda, sándalo e incienso.

Tiene una textura nada grasa, absorbe muy bien y es un estupendo tratamiento para la noche, si uno tiene constancia (la que a mi me falta) el rostro lo agradecerá.

miércoles, 27 de marzo de 2013

Manteca de karité batida

Me parece una forma fantástica de hidratar y nutrir la piel, sobre todo para las pieles secas. A pesar de tu tacto untuoso y aceitoso en un principio, se absorbe muy bien y deja la piel maravillosamente.
Es tan versátil que puedes añadirle otras aceites dependiendo del tipo de piel o del uso que le quieras dar.
La base es la manteca de karité, utilizada desde la antigüedad por las tribus africanas para la curación de las heridas. Es un gran regenerador celular (estrías) y el más potente antienvejecimiento que hay en la Naturaleza (arrugas). Contiene vitaminas A, D, E y F. Calma las pieles irritadas y suaviza e hidrata la piel.
Esta en concreto tiene aceite de neem, que a pesar de su peculiar olor, me parece imprescindible para pieles con problemas como: dermatitis, eccemas y psoriasis. Es un potente antibacteriano y ayuda a la cicatrización de heridas dejando la piel tersa y suave.
Aceite de pepita de uva con alto contenido en vitaminas C, D y E y betacarotenos. Se absorbe rápidamente al igual que el aceite de jojoba, que no es exactamente un aceite sino un cera; es emoliente y ayuda a regular la grasa de la piel y el cabello. También contiene aceite de coco, que aporta nutrición e hidratación.

Se puede utilizar con la piel ligeramente húmeda después del baño o una vez que la piel esté seca.

El "problema" del olor del aceite de neem se puede engañar con los aceites esenciales, en este caso lavanda, árbol de té, bergamota y frangipani. Aunque el olor no quedo muy camuflado, pero sus propiedades bien lo vale.

Ingredientes: manteca de karité, aceites de coco, jojoba, pepita de uva y neem, aa.ee. árbol de té, lavanda, bergamota y frangipani, vitamina E