Mostrando entradas con la etiqueta producto natural. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta producto natural. Mostrar todas las entradas

martes, 18 de abril de 2017

Limpiadora de Ortiga y Romero

Es una limpiadora fantástica para pieles grasas y aunque la mía es mixta, me encanta. No es nada agresiva con la piel ni la deja reseca como muchos peeling. La suelo utilizar una  o dos veces a la semana y aunque la utilizase más a menudo creo que no tendría ningún problema.
Sus componentes son sencillos y según me parezca los iré cambiando y combinando.
Lleva aceite de jojoba, que me gusta mucho para el rostro porque no engrasa y regula la secreción sebácea. Su función es arrastrar el maquillaje y la suciedad.
La arcilla verde, puede ser sustituida por cualquier otra, según gustos y tipo de piel, tiene gran poder de absorción por los que limpia los poros y es muy rica en sales minerales y oligoelementos. Purifica y funciona como antiséptico.
Como detergente el SCI, un tensioactivo derivado del aceite de coco, muy bien tolerado por la piel que proporciona espuma y deja un tacto muy suave.
Extracto de romero y ortiga, que también se podría sustituir por un extracto de pepino o combinar ambos, como hice en este caso. El extracto de pepino está cargado de vitaminas y carbohidratos con propiedades hidratantes, descongestivas y refrescantes. Además de un gran poder antioxidante. Y cualidades parecidas se pueden atribuir al de romero y ortiga además de ser purificante, antimicrobiano y antiinflamatorio.
La glicerina vegetal aporta hidratación y una textura compacta.
Como agentes para limpiar y arrastrar la suciedad de lo poros y complemento a la arcilla he añadido ortiga y menta en polvo que además le aporta un aroma fresco.
Los aceites esenciales de árbol de té, lavanda y citronella además de un olor a campo estimulante le aportan propiedades antisépticas.


Es una pasta densa que cunde mucho. Solo hace falta un poquito que con la piel humeda emulsiona y se va masajeando, arrastrando el maquillaje y/o suciedad y va limpiando los poros, Hace una espuma ligera, aclarar bien y la piel queda sedosa, fresca y limpia.



jueves, 6 de abril de 2017

Bálsamo Dulces Sueños

Soy de las personas que tengo la suerte que según apoyo la cabeza en la almohada me quedo dormida. No tengo problema en conciliar el sueño. El problema es de madrugada o al amanecer. He tenido temporadas de despertarme a una hora determinada durante muchos días (recuerdo las 04:55 exactamente) o acostumbrada a levantarme a una hora cuando cambio la hora o llega el fin de semana, soy como un reloj y es cuando empiezo a dar vueltas y ya no consigo dormir plácidamente.
A raíz de tener sequedad en la nariz, utilicé un aceite que tenía con lavanda y observe que cuando la utilicé dormía sin ningún problema de un tirón sin recordar haber despertado ni dar vueltas en un estado de semivigilia que no me deja descansar, así que decidida a experimentar he hecho este bálsamo. 


La base es un oleato en aceite de oliva que he enriquecido con plantas que tienen propiedades relajantes y estimulan el sueño.
Lúpulo: Humulus Lupulus, además de para darle el peculiar sabor a la cerveza, se ha utilizado desde antiguo para ayudar a conciliar el sueño, para lo que se utilizaban almohadas rellenas de sus flores, que poseen mas de 20 compuestos que ejercen una función sedante.
Lavanda: Lavandula agustifolia, entre otras muchas propiedades hay que resaltar la de ser relajante y sedante.
Artemisa o Hierba de San Juan: Artemisia vulgaris, estimula el sueño profundo y es utilizada en casos de depresión leve, estrés y fatiga psiquica.
Tila: Tilia Europaea, con propiedades sedativas y tranquilizadoras, se utiliza desde siempre en dolencias de origen nervioso.
Azahar: Citrus sinensis, facilita el sueño.
Manzanilla: Matricaria chamomilla, otra aliada del sueño, sedante natural.
Melisa o Toronjil: Melisa officinalis, es uno de los mejores remedios para los problemas de nervios, por su efecto tranquilizante forma parte junto con el azahar en la composición del "Agua del Carmen".
Todas ellas tienen en común su efecto sedante, tranquilizante por lo que ayudan a conciliar el sueño.
Y para complementar aceite esencial de lavanda y petitgrain, un aroma que me encanta y es muy relajante. Ya lo he utilizado en spray para rociar la ropa de cama y va genial. A mi hijo le encantaba.


Su uso es muy sencillo, aplicar una pequeña cantidad en las muñecas, labio superior junto a la nariz y en la planta de los pies, que además agradecerán un extra de nutrición. Y alguien se preguntará ¿y por qué en la planta de los pies? Pues porque la planta del pie es la zona con mayor poder de absorción o difusión, seguida de las palmas de las manos, axilas, cuero cabelludo y después el resto del cuerpo con diferentes variaciones.
Esta pequeña muestra me la llevaré estas vacaciones para probar que ayuda a caer en los brazos de Morfeo con toda delicadeza. Ya os contaré.



viernes, 23 de diciembre de 2016

Pétalos de Rosa

Para completar el año una crema nueva, que con tanta fiesta, trasnoche y demás festejos, algún mimo habrá que darle al rostro.
Es una hidratante, esa es su función primordíal porque es para una piel mixta que enseguida se reseca y queda tirante.
Al ser  una piel mixta los aceites no deben ser muy grasos, en este caso la he formulado con aceite de jojoba que regula la secreción sebácea, aceite de arroz un poderoso antioxidante que estimula la microcirculación y es descongestionante, con un tacto seco y muy suave.
La complemente con aceite de albaricoque, un poco más grasa pero excelente regenerante y que protege la piel de la deshidratación, que este caso es necesario para que no note esa tirantez.


El agua de rosas, un hidrolato que me encanta, es astringente y tonificante, refresca y calma las lesiones y problemas cutáneos.
Como complementos hidratantes, áloe vera, extracto de pétalos de rosa y Fucocert, compuesto por azúcares (L-fucosa, D-galactosa y ácido galacturónico) que se encuentran naturalmente en la piel, que hidrata y suaviza y en pieles sensibles actúa como calmante. 


martes, 29 de noviembre de 2016

Hidratante facial de aloe vera y resveratrol

Si de una cosa me he dado cuenta desde que "cremoteo" es de que las cremas me duran mucho más y lo achaco a que se necesita menos cantidad. Creo que al ser muy buenos ingredientes su eficacia es más alta y la piel lo agradece. Me hace gracia cuando escucho en anuncios de corporales cuya hidratación dura 24 horas.... Lo siento, pero con mis cremas estoy hidratada y nutrida durante mucho más tiempo, así claro, me iría mal el negocio.... Pero ya no renuncio a ellas.
Se me acabo la hidratante que me hice para el verano y tampoco quería una crema muy rebuscada ni con muchos ingredientes, no hace mucho frío ni tampoco estoy mucho a la intemperie por lo que he hecho una crema sencilla, ligera pero eficaz.
Los aceites son el de salvado de arroz y de aguacate, que me encantan para el rostro. El aceite de arroz es un potente antioxidante y antienvejecimiento por su riqueza en ácido oleico omega 9, vitamina E y ácido ferúlico. Los fitoesteroles calman y reparan la piel y es reconocido su poder de activación de la microcirculación por lo que ayuda a descongestionar los tejidos.
El aceite de aguacate tiene propiedades similares y además un alto poder regenerativo.
Quería un aditivo sencillo y eficaz y le añadí además de los hidrolatos de azahar y melisa, áloe vera, rico en vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas y aminoácidos que le dan unas propiedades excelentes para la piel. Que os voy a decir que no se haya dicho ya del áloe vera.
Y por si esto fuera poco le he añadido su porcentaje de resveratrol, un polifenol natural con gran poder antioxidante que previene la aparición de los signos de envejecimiento a la vez que calma la piel sensible e irritada. Hay estudios médicos que han demostrado su capacidad para estimular la producción de una proteína implicada en la formación de nuevos vasos sanguíneos por lo que es un aliado en procesos de curación.
Un toque aromático de madreselva y lirios del valle y ¡voilá! mi nueva hidratante facial.
Tiene un tacto muy ligero, se absorbe muy bien (me encanta la cera nº 3) y la piel queda fresca, elástica y nada grasa. 

Ingredientes: aceite de arroz y aguacate, agua de azahar y melisa, áloe vera, resveratrol, fragancia de madreselva y lirios del valle, cera nº 3, conservante.

jueves, 7 de julio de 2016

Lujo para la piel

Ya está aquí el tan deseado verano, las prenda ligeras, las sandalias, la piscina, la playita, el sol..... Y nos gusta tener la piel a punto, así que me he preparado un lujazo de crema que me ha encantado. Con ingredientes sencillos y sin ningún tipo de aroma o aceite esencial porque como ahora veréis no le hace ninguna falta, os lo aseguro.
Una buena amiga potinguera, así nos conocimos a través de las redes, vino a visitarme y me hizo un regalo estupendo, manteca de karité virgen, traída de África, con un aroma que pá que y que había guardado como oro en paño para una ocasión especial que ya ha llegado.
Si a ese estupendo aroma se le añade el de manteca de cacao puro ya no le hace falta nada más.
Ha quedado untuosa y se absorbe estupendamente con un ligero masaje y queda un aroma en la piel fantástico. Va ser mi aroma de este verano..... Utilizada después del baño con el jabón negro queda la piel como el terciopelo.
Aparte del karité y el cacao le he añadido otros ingredientes:
Oleato de zanahoria, yo lo he hecho en oliva, con múltiples propiedades, entre ellas proteger la piel del envenjecimiento.
Aloe vera, de él ya esta todo dicho, un aliado poderoso de la piel.
Escualeno de oliva, un emoliente fantástico que protege la piel de la deshidratación y  aportando suavidad. Es muy afín con la piel y restaura la barrera lipídica.
Urea, me gusta añadirla a las corporales, además de hidratar por su efecto queratolítico mantiene la elasticidad y suavidad de la piel seca y áspera y es bien tolerada por la piel.



Así que este verano oleré a cacao y karité, todo un lujo... Gracias Rosa.


jueves, 16 de junio de 2016

Jabón de arroz y van tres

Hay cosas de las que no te cansas, puedes variar algo, pero lo esencial está ahí, así me ocurre con los jabones y concretamente con los elaborados con leche de arroz....debilidad por ellos. En el blog ya he presentado dos y este es el tercero.
En esta ocasión le he añadido espirulina un alga rica en aminoácidos, proteinas y vitaminas con múltiples propiedades y usos.
Rica en vitamina A y E es un poderoso antioxidante que tiene una acción estimulante y regenerante del colágeno y la elastina de la piel. Su riqueza en nutrientes revitaliza y mejora la flexibilidad y la elasticidad de la piel.



El arroz es un gran aliado de la piel, tanto el aceite como la leche, Previene el envejecimiento de la piel y es calmante y relajante por la presencia de fitoesteroles. Activa la microcirculación aliviando la congestión de la piel en áreas como los ojos, ayudando a eliminar la inflamación y las ojeras.
Es un jabón cremoso, suave que no reseca la piel gracias a sus aceites como el  de oliva, de arroz  o pepita de uva y la manteca de cacao y karité. Un punto de cacao en polvo para añadir un ligero toque de color y aroma.



Ingredientes: aceite de oliva, arroz, coco, palma, ricino, pepita de uva, mantecas de karité y cacao, leche de arroz, NaOH, espirulina, aroma de vainilla, cacao en polvo.


lunes, 16 de mayo de 2016

A vueltas con la Crema Anticicatrices

 Ya hace dos años, como se pasa el tiempo!!!! que hice por primera vez la crema reparadora y anticicatrices para el peque. En aquella ocasión dije que ya os contaría como nos fue y después no volví a ello. Ahora sí, después de probarla yo misma y alguna que otra persona más, después de un accidente doméstico serio aunque no grave, tengo que decir que es fabulosa cicatrizando y ayudando a la piel a regenerarse.


Hace 2 semanas comencé con un "granito" en la nariz que resultó ser un herpes, como no tenía a mano mi labial antiherpes (entre otra cosa porque hacía mucho que no lo necesitaba) entre que llegue a casa y me lo dí pues la cosa fue creciendo un poco más. Con el labial conseguí que no se extendiese ni me molestase más, aunque se me formó una pequeña herida resto del herpes.
Hace unos años, antes de potinguear, llegue a tener la nariz como un pimiento morrón con costras del herpes (que se extendió a lo grande) y heridas que tarde bastante en curar (no hacían más que levantarse y vuelta a empezar)  y la mancha roja de la cicatriz tardó meses en quitarse.
Pues bien en menos de una semana ha cicatrizado perfectamente, apenas ha habido costras y la mancha de la cicatriz se está difuminando perfectamente, además sin dolores, picores, pieles sueltas ni demás engorros...
El otro caso que le fue genial fue el padre de una amiga que se quemó la cara y después de las curas en el médico me pidió esta crema, le fue estupendamente y en unos meses no se le notaba la rojez que queda y con ayuda de protección solar ni una mancha....
Ahh!!! al peque tampoco le quedo marca,  aunque la lucha para que se la diese fue agotadora.


viernes, 6 de mayo de 2016

Crema de Karanja, Pepino y Q10

Los días son más largos, tenemos más horas de luz (ya había ganas) y pasamos más tiempo al aire libre, así que como ya estaba llegando al fondo del bote de mi crema facial, he decidido hacer una para proteger mi piel del sol. Soy propensa a las manchas,  por lo que he tenido que utilizar cremas de protección. Ya he hecho anteriormente cremas con protección, pero al utilizar el óxido de zinc quedan bastante pastosas y duras. Esta ha sido un "experimento" que me ha gustado el resultado, no tiene un factor alto, es complicado saberlo en estas cremas, pero como no suelo exponerme  al sol, creo que es una crema ideal para el día a día. Cuando salga al campo o vea que me hace falta ya utilizaré una con protección alta, por ahora pruebo con esta...



El tono amarillo se lo da el aceite de karanja, originaria de la India. Tiene propiedades fotoprotectoras gracias a flavonoides como el pongamol, también es muy efectivo contra el envejecimiento de l piel, además de propiedades antimicrobianas y antivirales.
El aceite se extrae de una leguminosa, Glabra pongamia. Es rico en ácido oleico (omega 9), ácido linoleico (omega 6), vitamina E y flavonoides como el pongamol y karanjine, protectores que absorben parte de los UV.
Aceite de sésamo, un aceite que me encanta, rico en ácido linoleico (omega 6), ácido oléico (omega 9), vitamina E, sesamolina y lecitina, antioxidantes naturales y sales minerales como el selenio. Es muy penetrante lo que le hace indispensable en los masajes, Con gran poder regenerante y emoliente, mantiene la hidratación evitando descamación e irritación. Es un poderoso antioxidante y antienvejecimento que absorbe los rayos UV protegiendo la piel.
Para complementar  la protección de los rayos UV... el óxido de zinc que también tiene propiedades antibacterianas y fungicidas.
Agua de azahar y melisa, calman, suavizan y cuidan la piel.
Aloe vera, con múltiples propiedades beneficiosas para la piel: calmante, cicatrizante, hidrtante, regeneradora, purificante, astringente. 
El extracto de pepino es rico en vitaminas, oligoelementos y minerales que proporcionan hidratación y estimulan el crecimiento de las células de la piel. Es ideal para el cuidado de la piel grasa.
Y para completar los activos la coenzima Q10 un poderoso anti-radicales libres que evita el envejecimiento de la piel por oxidación.
Unas gotas de fragancia de monoi y completita.
Ha quedado una crema consistente pero suave, se extiende muy bien y aunque en un principio parece que queda la piel un poco brillante se absorbe enseguida y la piel queda radiante y sin brillos.
La foto no ha quedado muy bien, está hecha con el teléfono y el enfoque deja mucho que desear.



jueves, 28 de abril de 2016

Labios de Miel

Unos labios resecos, deshidratados, agrietados no es ninguna sensación agradable. El uso de labiales con ingredientes naturales los mantienen hidratados, nutridos, elásticos y sanos.


Este labial tiene ingredientes sencillos y efectivos.
Manteca de cacao, el clásico de los labiales, emoliente, suavizante, reparador y le aporta un agradable olor. Fuente de antioxidantes, vitaminas y minerales. 
Manteca de Karite,un potente regenerador celular, cicatrizante y antiinflamatorio que aporta elasticidad.
Cera de abeja, además de para endurecer los labiales es emoliente y tiene una acción protectora y de protección solar.
Y siguiendo con los productos maravillosos las abejas...miel. Rica en antioxidantes, ácidos naturales, minerales, vitaminas, aminoácidos..., es antiséptico, calmante, bactericida y cicatrizante.
Con aroma a miel y a.e. de naranja. Para unos besos dulces y suaves.


viernes, 15 de abril de 2016

Jabón de Aguacate, Cúrcuma y Espirulina


Ya era hora de ponerme a hacer jabones. La verdad es que tenía ganas y por falta de tiempo, pereza y andar con otras cosas, quedaron pospuestos. Pero esta Semana Santa me metí en harina e hice algunos que iré presentando.
Comienzo por este que es el proyecto nuevo. Lo tenía en mente y mi peluquera Raquel "lo remató". Me comento que tiene una amiga que también jabonea y había hecho uno también con aguacate y como culo veo culo quiero, aquí está.


Lo quería sencillo, sin muchos ingredientes, aunque después vas añadiendo alguno más. El añadirle la cúrcuma y espirulina fue por darle tono, además de aprovechar sus propiedades, pero no fue el resultado que yo esperaba, aunque no estoy descontenta, esto es hacer y aprender. Espero que no me quede "coloraa" cuando lo use....jejjeee.
Creo que quede un jabón muy suave y emoliente, además de por los aceites por la pulpa del aguacate.
Estos son los ingredientes:
Aceite de oliva, fundamental, un regalo para la piel, antioxidante, calmante, emoliente.
Aceite de coco, además de aportar la espuma y limpieza nutre la piel.
Manteca de karité, me encanta, un potente regenerante e hidratante de la piel, antiinflamatorio y cicatrizante. 
Manteca de cacao, antioxidante, fuente de vitamina E y minerales que regeneran, hidratan y nutren la piel devolviéndole la elasticidad y luminosidad.
Aceite de aguacate, no podía ser un jabón de aguacate sin este aceite que protege en profundidad contra agresiones exteriores, es curativa, regenerante y reestructurante. Cuanto más la utilizo más me gusta.
Cúrcuma, antioxidante, antienvejecimiento y calmante.
Espirulina, un alga rica en aminoácidos, proteínas y vitaminas, que protege de la pérdida del colágeno y la elastina de la piel, evitando el envejecimiento prematuro.
Aguacate, su pulpa es rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos monoinsaturados que nutren, cicatrizan y suavizan la piel porque estimula la formación de colágeno.
Y había que darle un aroma fresco así que aceites esenciales de petitgrain, lemóngrass y bergamota.
Ahora a esperar que seque y probarlo...que ya le tengo ganas.



jueves, 31 de marzo de 2016

Mr. Moustache...El tiempo entre barbas

Si, las barbas están de moda, bigotes, perillas, largas, cortas, espesas, recortadas....de todo tipo y maneras, eso sí, muy cuidadas la gran mayoría. 
En mi familia lleva instaladas desde hace años entre el personal masculino y ahora los más jóvenes también optan por ella (si mi abuela levantase la cabeza, no se libraban de un sermón), así que para el más coqueto le he hecho este bálsamo.


Como ha sido una prueba, no sabía como quedaría de dura, pero después de probar una pequeña muestra creo que se funde muy bien y puede extenderse bien. Vi un vídeo en internet en la que tenían que fundir la cera con el secador, estaba como un piedra y no creo que eso sea nada práctico. Creo que interesa que funda bien y se pueda extender con los dedos a medida que se necesita para que no quede la barba grasienta y a gusto del consumidor.
Elegí los ingredientes por sus características:
Aceite de coco. Su uso en el cabello lo nutre y suaviza, así que en la barba va genial.
Manteca de cacao virgen. Además de por sus propiedades emolientes y suavizantes, por su aroma y su textura, que ayuda a endurecer el bálsamo junto con la cera de abeja (tengo que probar con cera de soja).
Aceite de jojoba. De tacto seco contrarresta al resto de aceites protegiendo la barba y le proporciona suavidad.
Aceite de oliva. Nuestro oro líquido es un excelente fortalecedor del cabello por lo tanto de la barba.
Aceite de ricino. Al igual que el aceite de oliva es fortalecedor y da brillo. En este caso es el ingrediente de la lanonina vegetal y casera que le he añadido.
Vitamina E. Para evitar el enrarecimiento de los aceites y un excelente antioxidante.


La manteca de cacao y en menor proporción la cera de abeja le dan un aroma muy agradable, pero le he añadido unas pequeñas notas de incienso y sándalo que me encanta, sin excesos, tampoco queremos que interfiera en el aroma de los perfumes o colonias que se quieran usar.
Y desde aquí darle las gracias al guapo modelo de la foto por su colaboración y espero que le guste Mr. Moustache....

miércoles, 16 de marzo de 2016

Leche Corporal con Aceite de Avellana

Me he acostumbrado tanto al aceite después del baño que tenía olvidadas las cremas corporales. Pero ya era hora de cambiar y probar cosas nuevas. Esta vez una leche corporal fluida y de fácil absorción.
No le hice foto porque he reciclado un bote de una crema comercial que no tiene nada que ver y como que no...
La base son el aceite de avellana, oleato de oliva y caléndula y germen de trigo.

Fuente: internet
Hasta hace muy poco no había utilizado el aceite de avellana y la verdad es que me gusta mucho. Es un aceite de tacto seco, penetrante y con propiedades curativas y protectoras de la piel, además de equilibrar la producción de grasa. Es muy rico en vitaminas A y E, minerales como el magnesio, calcio y potasio y aporta aminoácidos esenciales.
El oleato de oliva y caléndula ya lo he convertido en un clásico, lo utilizo mucho en las corporales y aceites. Me encanta, las propiedades de la cándelula son una maravilla como uno de sus nombres indica.

Fuente: internet

El aceite de germen de trigo es emoliente, nutritiva, regenerante y favorece la eliminación de células muertas.
El resto de ingredientes: infusión de tila y manzanilla, calmantes, glicerina, emoliente e hidratante, urea y le añadí Fucocert de AZ, un polisacárido aniótico, que contiene azúcares que se encuentran de manera natural en la piel, con propiedades calmantes, antienvejecimiento y proporcionan suavidad a las cremas. Lo había probado en una facial y me encanto, así que he repetido.
Ha quedado ligera, suave y absorbe rápidamente sin ninguna sensación grasa. Tiene mi aprobado.

martes, 2 de febrero de 2016

Aceite para Pestañas

La verdad es que es bien sencillo y simple, lo complicado es ser constante en su uso y tengo claro que dará sus resultados siempre y cuando se utilice. Para eso soy un poco desastre, lo mismo me ocurre con el fortalecedor de uñas, que solo me acuerdo de él cuando se me rompe alguna uña.


La idea me andaba rondando y un día por otro, ahí quedaba, hasta que vi una entrada de mimoko, una maestra en esto del pontingue, y me gusto la idea del aplicador. Pero lo dicho, hay que acordarse y ser constante que  es cuando se ven los resultados.
La base es un oleato de aceite de ricino y cola de caballo. Una combinación estupenda para el cabello y las uñas. 
La cola de caballo (Equisetum arvense) es rica en silicio y con propiedades fungicidas, anti-bacterianas, anti-inflamatorias, antioxidantes, calmantes, astrin-gentes y cicatrizantes.
El aceite de ricino (Ricinus communis) es un aceite vegetal muy emoliente con propiedades calmentes, curativas y purificantes.
La mezcla de ambos nos da un aceites verdoso con capacidad para fortalecer y estimular el crecimiento del cabello y las uñas y en este caso las pestañas.
Aceite de argán, que también fortalece por sus propiedades nutritivas.
Le añadí vitamina E y lo envase en un aplicador de rimmel que facilita su aplicación.
Ahora a usarlo que es lo que más me cuesta.

domingo, 10 de enero de 2016

La Rosa de Marruecos

Esta es la entrada que más me ha costado escribir. Tendría que haber sido hace tiempo y hubiese tenido otro carácter y hubiese sido con alegría, pero hoy es con una profunda tristeza, mucho dolor y lágrimas en los ojos.
Hace un año una estupenda compañera que llego a ser amiga, porque con ella no podía ser de otra manera hizo un viaje a Marruecos, un país que amaba, gracias a otro buen amigo del que nos hablaba con profundo cariño y con él se recorrió todos los zocos y mercadillos para encontrarme las cosas que le encargue: aceite de argán, de nigella, jabón negro.... y me trajo un estupendo aceite de rosas y agua de rosas.
Durante todo este tiempo, por múltiples razones los aceites no los había utilizado y estaban guardados como oro en paño. Era mi pequeño tesoro. No se si el destino o porque tenía que ser así hasta estas fiestas con tiempo y ya sin crema que utilizar decidí utilizar las que ella me había traído y así darle la sorpresa y contarle una vez que nos viesemos después de su vuelta de su otro maravilloso viaje a China, teníamos tanto que contarnos, sobre todo ella, sus aventuras y vivencias de un viaje que se hizo esperar pero que valió la pena. 
Pero eso ya no va a poder ser, la mala suerte, un accidente y una vida truncada y muchas, las de todos los que la conocíamos y queríamos, afectadas para siempre de un gran vacío, huérfanos de su sonrisa perenne y de una gran persona. Si la entrada  la hubiese hecho antes solo tendría para ella gratitud y alegría que ella irradiaba a raudales, por mal que fueran las cosas.
Cuando nos hubiésemos reencontrado este jueves, después de un fuerte abrazo y escuchar tus aventuras, te hubiese dicho que es con mucho la mejor crema que he hecho y no lo digo yo, otra persona que la ha probado y que es bastante crítico también lo dice. 


Tiene una textura aterciopelada y así deja la piel, sin sensación grasa.
Es una crema sencilla, con aceite de rosas, argán, agua de rosas que también me trajo de Marruecos y que huele estupendamente igual que el aceite de rosas y Fucocert, un activo natural compuesto por polisacáridos que tienen propiedades hidratantes, calmantes y reestructurantes, además anti-envejecimiento estimulando las sirtuinas, enzimas "de la longevidad celular".




Va por ti, mi niña. Por todo lo que disfrute a tu lado y que ojalá fuese mucho más.... Nunca te olvidaré.




lunes, 28 de diciembre de 2015

Scrub Sólido de Chocolate, Galleta y Naranja

El scrub es el primero de los potingues que me anime ha hacer después de empezar con los jabones y me encanto, tanto hacerlo como utilizarlo. Me gusta mucho como deja la piel y en casa también gusta. El peque me lo pide a menudo.
Esta vez he querido probar dejándolo más solido para lo que le he añadido cera de soja que tiene un punto de fusión bajo suficiente para mantenerse sólido y a la hora de utilizarlo se funde con facilidad. 
Mira que me tientan otros colores y aromas que he visto, pero siempre acabo haciéndolo con aroma a chocolate y sus combinaciones: galleta, naranja, menta.... Prometo que los siguientes serán diferentes....



Ingredientes: oleato de caléndula en aceite de oliva, manteca de cacao, manteca de karité, azúcar blanco, azúcar moreno, avena coloidal, naranja en polvo, cera de soja, tensioactivo, aroma de chocolate, galleta y naranja.