lunes, 16 de abril de 2018

Mascarilla Capilar de Coco e Hibisco

Ufff!!!! Tenía muy abandonado el blog. Después de las vacaciones con la vuelta al cole y otras complicaciones quedo apartado y entras en una rueda que da pereza arrancar y lo dejas a un lado. Así que me he plantado y aquí estoy retomando el camino. 
La verdad es que tampoco he estado parada, como siempre, metiéndome en nuevos proyectos que poco a poco iré mostrando.
Comienzo con una mascarilla para el cabello. Con el champú sólido estoy muy contenta y tengo el pelo muy bien, con tendencia grasa pero muy controlado. Con la llegada de la primavera he decidido darle un extra de nutrición y que mejor que una mascarilla. 
Como he dicho en alguna otra ocasión, lo que más me gusta de estas mascarillas es que dejan el pelo suelto, sin apelmazar y se aclaran estupendamente, algo que no he conseguido con las comerciales que acababan en un rincón del baño sin utilizarlas porque me dejaban el pelo apelmazado y sucio.

Esta es muy sencilla, con aceite de coco, el aceite del cabello por excelencia, nutre, limpia y da brillo y cuerpo. Acababa de hacer un champú de shikakai y mora, así que aproveché la infusión de rosas e hibisco que le da ese precioso color (no, no es fruto del photoshop), proteínas de arroz, que fortalecen y dan volumen, el acondicionador BTMS, una cera vegetal que desenreda y suaviza la fibra capilar. Un aroma veraniego de la fragancia moorea de AZ y voilá!!! una fragante mascarilla para nutrir mi pelo. 
No hace falta mucha cantidad y en las puntas, aunque como no tengo el cabello muy largo es más complicado, pero la ventaja es que no engrasa y se aclara muy bien, por lo que no hay problema.

lunes, 5 de junio de 2017

Champú Sólido de Romero y Lavanda

Los champús sólidos me encantan y me gusta ir cambiando ingredientes y aromas. Este huele a campo campo, a lavanda y romero, dos clásicos. Además el romero es una de las plantas estrellas para el cuidado del cabello.
En este caso la lavanda va en el hidrolato y el aceite esencial. El romero en planta y también en aceite esencial.
Con aceite de mostaza, un aceite especial para el cabello, que estimula su crecimiento, lo nutre y le da brillo. Tensioactivos suaves con el cuero cabelludo como el SCI y SCS para una limpieza profunda y arcilla blanca o caolín que ayuda a eliminar el exceso de sebo y suciedad.
Junto al romero, amla, planta ayuvérdica con propiedades antioxidantes que protege, regenera y estimula el crecimiento del cabello. 
Como activos el pantenol o provitamina B5, que fortalece y embellece el cabello y calma las irritaciones del cuero cabelludo y las proteínas de arroz que además aporta volumen, hidrata y nutre.
Un champú sencillo, sin muchos ingredientes, pero sumamente eficaz en la limpieza y cuidado del cabello. Lo deja limpio y sedoso.



martes, 9 de mayo de 2017

Mi primera pasta de dientes

Llevaba tiempo con ganas de hacer una pasta de dientes, pero por falta de tiempo y decisión ahí quedaba relegada. He empezado con una sencilla e investigando he encontrado múltiples ingredientes que se pueden añadir, algunos más controvertidos que otros pero poco a poco iré combinando y cambiando.
En esta ocasión he elegido hacerla con arcilla. He elegido el caolín, era la que tenia a mano, es rica en sílice, purificante y no ralla el esmalte de los dientes, aunque hay mucho contrarios al uso de las arcillas. La verdad es que usado pastas comerciales bastante más abrasivas que esta o al menos es la sensación que me dejaban. También como abrasivo muy suave y ayuda a espesar la pasta he añadido carbonato calcico. El hidrolato de menta aporta frescura. La glicerina es otro elemento controvertido, he leido que ayuda a desmineralizar los dientes, aunque el 90% de las pastas comerciales la incluyen y en gran porcentaje en sus fórmulas. Aquí lo he utilizado pero tengo intención de sustituirla en la próxima ocasión. 
He añadido aceite de coco, por su capacidad de limpieza y antiséptica. Tenía miedo de que quedase grasa o se notase en la boca, pero no se nota nada.
Soy propensa a la aftas e inflamación de las encías, así que mejor antiséptico que el propoleo, un potente antimicrobiano, antiviral y fungicida. Y la verdad desde que la estoy usando no he tenido ningún problema ¿casualidad? Creo que no.
El aceite esencial de menta y clavo además de aroma y sabor añaden sus beneficiosas propiedades bactericidas, antivirales, antisépticas y anéstesicas. El clavo es utilizado desde antiguo en los problemas bucales y dentales.


Ha quedado una pasta ligera, fácil de utilizar, con una textura suave. Me gusta mucho como me deja los dientes, los noto suaves y limpios. Y lo mejor de todo no he vuelto a tener inflamación ni aftas que me fastidiaban cada poco.
Como culo inquieto que soy, seguiré probando ingredientes y sabores....


martes, 18 de abril de 2017

Limpiadora de Ortiga y Romero

Es una limpiadora fantástica para pieles grasas y aunque la mía es mixta, me encanta. No es nada agresiva con la piel ni la deja reseca como muchos peeling. La suelo utilizar una  o dos veces a la semana y aunque la utilizase más a menudo creo que no tendría ningún problema.
Sus componentes son sencillos y según me parezca los iré cambiando y combinando.
Lleva aceite de jojoba, que me gusta mucho para el rostro porque no engrasa y regula la secreción sebácea. Su función es arrastrar el maquillaje y la suciedad.
La arcilla verde, puede ser sustituida por cualquier otra, según gustos y tipo de piel, tiene gran poder de absorción por los que limpia los poros y es muy rica en sales minerales y oligoelementos. Purifica y funciona como antiséptico.
Como detergente el SCI, un tensioactivo derivado del aceite de coco, muy bien tolerado por la piel que proporciona espuma y deja un tacto muy suave.
Extracto de romero y ortiga, que también se podría sustituir por un extracto de pepino o combinar ambos, como hice en este caso. El extracto de pepino está cargado de vitaminas y carbohidratos con propiedades hidratantes, descongestivas y refrescantes. Además de un gran poder antioxidante. Y cualidades parecidas se pueden atribuir al de romero y ortiga además de ser purificante, antimicrobiano y antiinflamatorio.
La glicerina vegetal aporta hidratación y una textura compacta.
Como agentes para limpiar y arrastrar la suciedad de lo poros y complemento a la arcilla he añadido ortiga y menta en polvo que además le aporta un aroma fresco.
Los aceites esenciales de árbol de té, lavanda y citronella además de un olor a campo estimulante le aportan propiedades antisépticas.


Es una pasta densa que cunde mucho. Solo hace falta un poquito que con la piel humeda emulsiona y se va masajeando, arrastrando el maquillaje y/o suciedad y va limpiando los poros, Hace una espuma ligera, aclarar bien y la piel queda sedosa, fresca y limpia.



jueves, 6 de abril de 2017

Bálsamo Dulces Sueños

Soy de las personas que tengo la suerte que según apoyo la cabeza en la almohada me quedo dormida. No tengo problema en conciliar el sueño. El problema es de madrugada o al amanecer. He tenido temporadas de despertarme a una hora determinada durante muchos días (recuerdo las 04:55 exactamente) o acostumbrada a levantarme a una hora cuando cambio la hora o llega el fin de semana, soy como un reloj y es cuando empiezo a dar vueltas y ya no consigo dormir plácidamente.
A raíz de tener sequedad en la nariz, utilicé un aceite que tenía con lavanda y observe que cuando la utilicé dormía sin ningún problema de un tirón sin recordar haber despertado ni dar vueltas en un estado de semivigilia que no me deja descansar, así que decidida a experimentar he hecho este bálsamo. 


La base es un oleato en aceite de oliva que he enriquecido con plantas que tienen propiedades relajantes y estimulan el sueño.
Lúpulo: Humulus Lupulus, además de para darle el peculiar sabor a la cerveza, se ha utilizado desde antiguo para ayudar a conciliar el sueño, para lo que se utilizaban almohadas rellenas de sus flores, que poseen mas de 20 compuestos que ejercen una función sedante.
Lavanda: Lavandula agustifolia, entre otras muchas propiedades hay que resaltar la de ser relajante y sedante.
Artemisa o Hierba de San Juan: Artemisia vulgaris, estimula el sueño profundo y es utilizada en casos de depresión leve, estrés y fatiga psiquica.
Tila: Tilia Europaea, con propiedades sedativas y tranquilizadoras, se utiliza desde siempre en dolencias de origen nervioso.
Azahar: Citrus sinensis, facilita el sueño.
Manzanilla: Matricaria chamomilla, otra aliada del sueño, sedante natural.
Melisa o Toronjil: Melisa officinalis, es uno de los mejores remedios para los problemas de nervios, por su efecto tranquilizante forma parte junto con el azahar en la composición del "Agua del Carmen".
Todas ellas tienen en común su efecto sedante, tranquilizante por lo que ayudan a conciliar el sueño.
Y para complementar aceite esencial de lavanda y petitgrain, un aroma que me encanta y es muy relajante. Ya lo he utilizado en spray para rociar la ropa de cama y va genial. A mi hijo le encantaba.


Su uso es muy sencillo, aplicar una pequeña cantidad en las muñecas, labio superior junto a la nariz y en la planta de los pies, que además agradecerán un extra de nutrición. Y alguien se preguntará ¿y por qué en la planta de los pies? Pues porque la planta del pie es la zona con mayor poder de absorción o difusión, seguida de las palmas de las manos, axilas, cuero cabelludo y después el resto del cuerpo con diferentes variaciones.
Esta pequeña muestra me la llevaré estas vacaciones para probar que ayuda a caer en los brazos de Morfeo con toda delicadeza. Ya os contaré.